Hace un par de semanas el compositor y músico Nil Moliner presento su nuevo videoclip. Una pieza audiovisual con la que presentaba su última canción “Mi Religión”.

Hemos tenido la suerte de poder acoger esta producción audiovisual en nuestras instalaciones, dentro del nuestro plató de rodaje nº1, con el ciclorama de fondo.

Estamos hablando de un claro ejemplo de como una buena idea se puede ejecutar con un bajo presupuesto y lograr un gran resultado. La producción audiovisual se caracteriza por una falsa sensación de cámara rápida. Mientras los movimientos de Nil Moliner y su banda están a cámara rápida, Nil canta la canción normal. ¿Cómo se consigue este efecto en los vídeos musicales?

La productora audiovisual Karabot (@wearekarabot) nos ha contado los secretitos de este resultado. Para poder hacer éste efecto todo reside en la velocidad del movimiento de los personajes mientras se graba. Si queremos un resultado final de efecto a cámara rápida pero manteniendo las labiales, los protagonistas deben moverse a cámara lenta para después en postproducción acelerarlo a la velocidad “normal”. Si por el contrario queremos un resultado final de cámara muy lenta, los protagonistas deben hacer movimientos muy rápidos para conseguir el efecto contrario.

En este caso particular los chicos de Karabot nos han comentado que hicieron la canción del playback un 50% más lenta en las partes que querían verlo más rápido y un 200% más acelerada en las partes que querían verlo más lento. Un trabajo audiovisual fuera de lo común y muy original.

Os dejamos éste vídeo de ejemplo: