“O haces que cámara haga ‘si’ o cámara haga ‘no’. Tu cámara hace ‘no sé’.”

More than Miyagi

Muchas veces os habréis preguntado: ¿Porqué se ven estos puntitos en el cielo? ¿Porqué está borrosa la imagen si veo enfocado? ¿Porqué está rallada mi óptica si siempre la limpio con mi camiseta?

Pues en este blog y aprovechando la oportunidad para hacer algo mínimamente productivo durante la cuarentena, os enseñaremos los principales trucos para que os convirtáis en unos auténticos maestros de la limpieza, y podáis quitar esas migas de croissant que se meten en el sensor durante el desayuno.

1ª Lección: Limpiar también es no ensuciar

Ahora entendéis lo que os decía vuestro padre o vuestra madre no? Si tenéis los equipos protegidos y bien cuidados os durarán más y no tendréis qué limpiar-los tan a menudo. Tenéis a vuestro alcance (o de lo que alcance vuestro bolsillo) todo tipo de equipos de protección y transporte:

  • Bolsas, fundas y Flight Cases de transporte y protección
  • Filtros UV o Clear para vuestras ópticas
  • Acordaros de poner siempre las tapas de cámara y ópticas (traseras y delanteras)
  • Fundas de lluvia

 

2ª Lección: ‘Una vez al año no hace daño’

En serio, si le pasáis un trapito a vuestros equipos de vez en cuando no está de más! De esta forma, además de guardarle un respeto a vuestro bolsillo de derroche sin fondo, también podréis mantener el material como nuevo y con las mismas prestaciones que recién sacado de la caja. A nadie le gusta encontrarse una lente llena de rallajos ni con la huella dactilar marcada como si se tratase de un caso de CSI. Y quién sabe, seguramente podréis subir el precio en Wallappop. 💸💸💸💸💸💸

 

3ª Lección: ‘El feng shui del sitio de trabajo’

Ni se os ocurra salir al balcón aun se os cagará una paloma y tendremos un disgusto.

Necesitáis un entorno limpio y sin polvo (es decir, vuestra habitación no cuenta), dónde podáis trabajar de forma cómoda y en un espacio bien iluminado. No hace falta que os pongáis a hacer un esquema ahora… Simplemente que haya luz y no os moleste al trabajar, pero si tenéis la suerte de tener algo de grip…

Lugar de trabajo

4ª Lección: Limpia el cuerpo y limpiarás la mente:

Lo primero sería la limpieza por externa, ya que como bien sabréis esta es la primera causa de contagio del COVID-19, viene el ayudante de cámara que ha estado de fiesta en milán, luego la toca el auxi y después el DOP mira por el visor y ale todo el equipo con esa ‘tos’ sospechosa.

Primero y para evitar ralladas, podéis pasarle un pincel por todo el exterior, para remover el polvo o las partículas que podrían rallar la pintura del exterior de los equipos. También podéis usar una pera de aire o aire comprimido para limpiar las juntas o los espacios más escondidos. OJO! No os paséis al acercaros con la potencia del aire comprimido por las entradas y salidas de ventilación de la cámara, podría dañar los sistemas.

Seguidamente, mediante un trapo seco o húmedo (no chorreando…) podéis hacerle una pasada a los equipos para limpiar la suciedad o la misma grasa de las manos que hemos dejado al operar. Con esto ya debería ser suficiente, a no ser que rodéis con Michael Bay o similar y en una típica explosión os haya dejado la cámara como los calcetines que lleváis des del inicio del confinamiento…

¿Puedo utilizar alcohol? Si y no… Puede dañar la pintura y el tratamiento de los exteriores si se usa muy a menudo. En todo caso, alcohol isopropílico que es el que menos mierda tiene.

Michael Bay

5ª Lección: ‘OJO, cuidao!’

Es muy! muy! importante la limpieza y la esterilización de los oculares de las cámaras. A través de la goma del ocular se pueden pasar infecciones como la conjuntivitis que podrían afectarnos al ojo total o parcialmente como le pasó a Gabor Bene y por eso siempre es importante mantener una buena higiene ahí. Podéis encontrar la notícia aquí (https://www.elpais.com.co/entretenimiento/cultura/gabor-bene-la-vida-de-un-director-de-fotografia-ciego.html) o su docu aquí (https://www.filmin.es/pelicula/gabor) como DOP más allá de la ceguera.

También hay accesorios de un solo uso, que os permitirán proteger el ocular al operar y removerlo cada vez que sea necesario.

También tenéis la opción de operar mirando a la pantallita y en con la espalda curvada casi 90º en la posición turista o con la técnica infalible que os mostramos a continuación:

Rajoy

6ª Lección: ‘Cuanto menos toques, MEJOR’

Si en serio, cuanto menos toques todo en general mejor. Piensa que todas las superficies tienen un desgaste y es más evidente en superficies como el cristal de nuestras ópticas o el protector de nuestro sensor y puede afectar a las propiedades de los mismos. Además cada vez que tocamos la superficie y ejerzamos presión (por más suave y mejor pulso que tengáis) cabe la posibilidad de que alguna partícula nos la ralle el cristal y se vaya todo al carajo.

 

7ª Lección: ’IRON LENS’

“El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti”.

NO PASA NADA! Los equipos están preparados para casi todo tipo de situaciones, proyectos en lugares extremos, frío, calor, viento, agua… Si podemos meterlas hasta en un helicóptero también te aguantarán a ti. Si lo haces bien claro está…

 

8ª Lección: ‘Las ópticas y la técnica del soplado’

Tod@s hemos hecho eso de soplarle a la lente y limpiarlo con la camisa… ESO ES ROJA NO?!!

Siempre que podamos evitarlo tenemos que seguir los pasos y usar los productos específicos que para algo los tenemos. Ni la camiseta no es el tejido más adecuado para limpiar tu lente ni tu saliva tiene un pH neutro o una composición que no dañará las capas de cristal… Si lo hacen es para algo! Además, así evitarás que en medio de la sesión con el cliente, se te caiga un trozo de lechuga que tenías entre los dientes de la comida.

Pasos para limpiar la lente y los filtros

Primero: Si la lente lleva filtro roscado, quita el filtro y limpialo por separado con el mismo método. (por los dos lados no me seas vago)

Segundo: Evitando el contacto, usa una pera de aire o en su defecto aire comprimido (que viene limpio y sin partículas malignas) para quitar el material que pueda haber en la superficie del cristal Si usáis el aire, no me lo pegues al cristal… Úsalo desde una distancia prudencial (lee el manual!)

Kenair

Tercero: Si no ha sido suficiente, puedes utilizar un pincel (normalmente de cuerdas sintéticas y blando) para acabar remover las partículas más pegadas.

Cuarto: Si aún no has tenido suficiente, con una gamuza de microfibra o un papel de limpieza de un solo uso (lens tissue), puedes pulverizar un poco de líquido le limpieza en la gamuza o el papel (no en la óptica) y con suavidad limpiar el cristal con movimientos circulares y del centro al exterior. (En plan, poner cera, pulir cera) 

Nota: Alguien se ha fijado también que el líquido de Zeiss huele a pipí? Funciona bien ehh, no se me enfade Sr Zeiss pero tiene un olor ‘peculiar’.Kit limpieza de objetivosQuinto: Lápiz con punta de carbono activo. Sinceramente esta opción me da grimilla. Es verdad que es una solución práctica, muy portátil, compacta y que limpia la grasa de las huellas de maravilla, pero al ser carbón activado, no deja de ser ligeramente abrasivo y el punto de presión es pequeño y poco controlable. Puede que alguien diga que le va de maravilla, pero a mí me da yuyu.Limpieza para lentes y ópticas de cine

9ª Lección: ‘Limpiar el ****** sensor’

Vídeo no apto para personas sensibles: (por si quedaba alguna duda, esta NO! es la forma correcta)

 

Los sensores son unos troll y atraen a la suciedad… Sí, en serio… Al estar cargados de electricidad estática, cualquier mota de polvo que vuele por ahí se puede enganchar al sensor, más que Maradona a la COCAcola. Por eso, cuando se realiza el chequeo de cámara, es importante que se revise su estado entre otras cosas.

¿Cómo sabemos si el sensor está sucio? Monta una lente (asegúrate que esté limpia…), pon tu diafragma al máximo f/22 o f/900 (lo más cerrado que podáis) y enfoca al infinito sobre una superficie homogénea y bien iluminada. Nota: El cielo es vuestro amigo.

Si lo tenéis como los chorros del oro no hace falta que lo limpiéis por aburrimiento, pero si está sucio… Ha llegado vuestro momento de gloria!

Pasos para limpiar el sensor

  1. Upside down: Para limpiar el sensor siempre os recomendamos que siempre que sea posible pongáis la cámara con el sensor mirando al suelo y con la tapa quitada, para que las partículas que se suelten salgan de la cavidad y no se depositen partículas nuevas. ¡Siempre que sea posible! No me practiquéis yoga con el ‘perro boca abajo’ o con un kamasutra raro para limpiar el sensor.
  2. Limpieza del sensor automática: Algunos modelos de cámara ofrecen la opción de realizar una ‘limpieza del sensor automática’. En estos casos, la propia cámara hace vibrar el sensor para que las posibles motas de polvo que estén pegadas se despeguen. Podéis realizarlo varias veces si tenéis la opción antes de manipular, porqué ya sabéis… 6ª Lección: ‘Cuanto menos toques, MEJOR’
  3. Limpieza del espejo en las cámaras con espejo: Como ya sabréis con las cámaras con espejo, te permite ver por el visor el mismo cuadro que ves por el objetivo mediante un sistema de espejos reflectores. Pues estos espejos TAMBIÉN SE LIMPIAN! Los podéis limpiar con este mismo procedimiento. Para poder acceder al sensor deberéis retirar este espejo. Podréis indicarlo directamente des de los menús de cámara y se retirará el espejo dejando el sensor al descubierto.
  4. Bloqueo: Las cámaras con sistema de estabilización veréis que el sensor tiene una base móvil y antes de manipularlo y bailar el shake it off con ellos y cargaros el sistema, podéis bloquearlos des del menú de cámara.
  5. Que no panda el cúnico: No vais a tocar directamente los fotodiodos, los sensores tienen una capa antialiasing en la parte más expuesta. De esta forma lo que vamos a limpiar es este último filtro exterior, no vais a llegar a tocar la matriz así que todo bien.
  6. Aire: Respira hondo y pásale una perita. Para los sensores y teóricamente… Siempre es recomendable utilizar métodos de succión. Hay un tipo de botes que vienen con el vacío hecho en su interior y al pulsar lo que haces es succionar y no tirar aire. De esta forma no levantas el polvo como si de una ventisca en el desierto se tratase, si no que succionas las partículas que puedan haber en la superficie. A la práctica también hemos usado peras de aire… Pero ojo con el aire comprimido! Es demasiado potente y podría dañar los sistemas o en cambio de remover el polvo fijarlo más al sensor.
  7. Bastón: Tenéis en el mercado unos bastones con un cabezal gelatinoso de distintos tamaños. Es un sistema poco invasivo, con el que mediante pequeños toques (con poca presión!) en el sensor, las partículas se irán pegado a la punta del bastón. Podéis encontrar recambios para las puntas, porqué por más que los limpiéis van perdiendo sus propiedades.Lápiz de limpieza del sensor
  8. Pinceles: Esta es la forma más invasiva de limpieza y que se debe usar como último recurso, como cuando te encuentras una huella en el sensor y te preguntas como habrá llegado ahí… Tenéis dos tipos de pinceles, uno seco y otro húmedo. Como veréis hay pinceles de tamaños específicos para cada sensor que cubren toda la altura de cada tipo de sensor para que no tengáis que realizar múltiples pasadas. En primer lugar, una vez estamos seguros que hemos realizado los pasos anteriores, con el pincel húmedo pasamos lo deslizamos por el sensor, completamente plano y con una presión suave y homogénea de izquierda a derecha (o a la inversa), una o dos veces. En segundolugar, pasamos el pincel seco de la misma forma que el húmedo para secar el sensor, de extremo a extremo.
  9. Chequeo: Chequead de nuevo como está el sensor y silo necesitáis volved a repetir el proceso.

 

10ª Lección: ‘ODIO LA PLAYA!’

Cuando tienes que trabajar en la playa y sobre todo cuando te toca una de esas de arena fina de catálogo… LO ODIO!

Por la composición de la arena, los cristales de los granos son muy duros y rallan con facilidad las ópticas o cualquier cristal. Además se meten por todos los orificios de la cámara (y del cuerpo) y además la sal marina del ambiente también puede oxidar e impregnarse en nuestro material pudiendo corroerlo. Por ese motivo es MUY, MUY importante que tanto al manipular, operar o almacenar los equipos, siempre trabajéis con precaución y los limpiéis constantemente.

Por las noches sueño que estoy rodando en una playa, de noche, viento y oleaje…Cámara muy sucia

*ESTOS PROCEDIMIENTOS SON INFORMATIVOS, DEBÉIS REALIZARLO BAJO VUESTRA PROPIA RESPONSABILIDAD Y BAJO CUALQUIER DUDA CONTACTAR CON EL SERVICIO TÉCNICO DE LA MARCA CORRESPONDIENTE*

Pues hasta aquí hemos llegado hoy. Y recordad: Mantener la limpieza es importante y también la vuestra durante la cuarentena…

Cuidaos y que no os pille el bicho!